El comandante urbano del Eln que pudo estar detrás de los atentados a los CAI de Bogotá

El comandante urbano del Eln que pudo estar detrás de los atentados a los CAI de Bogotá

Con Ariel, líder de las milicias urbanas, son cuatro los jefes guerrilleros que están en la mira del Ejército: Pablito en Arauca, Gonzalo Satélite en Catatumbo y Uriel en Choco

El comisionado de Paz, Miguel Ceballos, señaló a alias Lorenzo Alcantuz como uno de los posibles responsables de los ataques, según él sistemáticos, a los 68 CAI en Bogotá. Lorenzo Alcantuz está relacionado con alias Pablito, el más duro de los comandantes del ELN quien está al frente del Frente Domingo Laín, en Arauca durante más de treinta años, nunca ha acompañado ningún intento de dialogo de paz.

Junto a él se han crecido otros comandantes, como Jaime Galvis, alias Ariel, también llamado alias Lorenzo Alcantuz, señalado por el alto comisionado de paz Miguel Ceballos, de estar detrás de los atentados a los 68 CAI en Bogotá.

Lorenzo Alcantuz o Ariel comandante del Frente de Guerra Urbano Nacional.

‘Lorenzo Alcantuz’ fue incorporado al Comando Central del Eln (Coce) a mediados de 2011 como miembro suplente del Comando. Es santandereano. Nació en Socorro. Dos de sus hermanos también han sido integrantes de la misma guerrilla, uno de ellos cayó en combate en 2009 y otro está tras las rejas.

Según las investigaciones de inteligencia militar entró a las filas del Eln entre el año 2000 y 2005, tiempo en el que vinculó al “Frente Domingo Laín”, allí logró cercanía y ganarse ganó la confianza de “Gabino”. Luego pasó a ser uno de los líderes del Frente de Guerra Nororiental que ejercía acciones en Santander, Norte de Santander y Cesar.

En 2014 el Eln creó el Frente de Guerra Urbano Nacional y ‘Lorenzo Alcantuz’ fue nombrado su comandante. Todas las acciones que el Eln traza y ejecuta en las ciudades

Este comandante, aparentemente, no estaba en el radar inmediato de las fuerzas militares, como si alias Pablito, quien es considerado como principales estrategas de guerra y autores de diversos atentados, han consolidado su poder militar y económico en tres zonas históricas de la guerrilla: Arauca, Catatumbo y Chocó. Hoy, después de que no trascendieron los diálogos ni las propuestas de hacer un cese al fuego bilateral por cuenta de la pandemia, son objetivo primordial para las fuerzas armadas.

En el Sararé (Arauca) todos saben quién es Gustavo Giraldo, alias Pablito. Recuerdan que fue guerrillero desde que tuvo conciencia. Sus padres, provenientes de Antioquia, llegaron a Arauca y en el año 78 se alzaron en armas junto a un grupo de campesinos después de que el gobierno de Turbay les incumpliera con la promesa de resolver y titular la tierra en la que vivían y habitaban. Ese año fundaron el Frente Domingo Laín, hoy convertido en la estructura militar más importante del ELN, con 500 hombres armados y 1.500 milicianos.

Con más de 30 años en la guerrilla, es el comandante del Frente Domingo Laín, en Arauca; Gonzalo Satélite lleva 20 años militando y es el comandante del Frente Juan Fernando Porras Martínez en la zona del Catatumbo; y el Comandante Uriel, cabeza del Frente de Guerra Occidental, tiene más de 10 años en la guerra. Es señalado de ser autor del carro bomba que explotó en la Escuela de Cadetes de la Policía en Bogotá además de ser el estratega que ha encabezado los atentados a la infraestructura petrolera en Arauca.

Sin esclarecer el lugar de los hechos, el presidente Duque anunció el pasado 7 de julio que en un operativo fue abatido alias Dumar, o alias ‘Culebrito’ quien, según dijo, era la mano derecha de alias ‘Pablito’.

Comandante Uriel, Frente de Guerra Occidental Ómar Gómez, Chocó

El comandante Uriel fue quien tuvo secuestrado al excongresista Odín Sánchez, condenando por parapolítica. Pero Uriel no es el guerrillero que se esconde en la selva y se mantiene en total clandestinidad. A diferencia de los otros comandantes, se manifiesta públicamente a través de un blog en el que publica crónicas e información sobre la forma en la que se mueve el Frente en Chocó. De hecho, Uriel se considera la voz editorial del ELN. Pero su poder no solo radica en la palabra, la minería ilegal en el departamento es mucho mejor negocio para la guerrilla que el narcotráfico y solo en Condoto se producen 1.600 millones en una semana.

Uriel ha sabido usar las redes sociales para difundir su posición sobre los diálogos con el gobierno. El 8 de enero del 2018, un día antes de terminarse el cese al fuego bilateral, publicó un video en su cuenta de Twitter en el que denunciaba el despliegue militar de 2.100 soldados enviados a Tumaco.

Gonzalo Satélite, comandante del Frente Juan Fernando Porras Martínez

Lleva más de 20 años en el ELN y tiene el control de los 6.520 kilómetros cuadrados que conforma la región del Catatumbo, en Norte de Santander, muy afectada por el aumento de asesinatos en el marco de la cuarentena. Su verdadero nombre el Leonel Salazar Roa y está a cargo de toda la red de narcotráfico de la guerrilla en esa zona. El comandante guerrillero tiene bajo su mando más de 100 hombres y mujeres armados, más la red de apoyo que lo cuida cerca de la frontera con Venezuela.

Sin embargo, el gran negocio del ELN en el Catatumbo no es el narcotráfico. Según VerdadAbierta.com, Gonzalo Satélite, que está en la mira de las Fuerzas Armadas desde el 2016, llegó a robarle a Ecopetrol hasta 2.000 barriles diarios de crudo. Instaló más de 100 válvulas en el oleoducto Caño Limón – Coveñas para procesarlo artesanalmente. Incluso, llegó a tener más de 12 refinerías clandestinas. Pero Gonzalo Satélite también tiene una pelea cazada con ‘Los Pelusos’, una banda criminal con integrantes del EPL. Aunque el gobierno nacional dice que son cerca de 200 hombres, otras fuentes en la zona aseguran que Los Pelusos ya son más de 1.000 hombres dedicados al narcotráfico y el contrabando de crudo.

las2orillas. co/el-comandante-urbano-del-eln-que-pudo-estar-detras-de-los-atentados-a-los-cai-de-bogota/

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Disqus ( )