Judiciales

Sobrino de Iván Márquez se declara inocente en caso por corrupción

Reapareció Marlon Marín Marín, sobrino del exjefe de las Farc Iván Márquez, vinculado a una investigación por presuntas irregularidades en el manejo de recursos para proyectos productivos en el marco del proceso de paz. 

Desde una celda en Estados Unidos, Marín, quien se convirtió en testigo de las autoridades de ese país en el caso por narcotráfico que involucra a Jesús Santrich, asistió a la imputación de cargos por el delito de concierto para delinquir con fines de enriquecimiento ilícito.

Según la investigación, Marín era el líder de una red de intermediarios que estarían interesados en la adjudicación de contratos del posconflicto para determinados empresarios, a cambio de beneficios económicos.

Por esos hechos la Fiscalía ya les imputó cargos a la abogada María Elvira Valencia Gómez; José Domingo Ardila Neira, exdiputado de Santander y exconcejal de Socorro (Santander); Yésica Carolina Gómez Builes y Bibiana Marleny Arias Garzón.

Ellos, dice la Fiscalía, se habrían puesto de acuerdo para cooptar a empresarios y hacer pactos sobre los procesos contractuales transgrediendo “los principios de transparencia y objetividad definidos en la Constitución, y aun así avanzaron en sus propósitos criminales”.

Marín fue capturado por cargos de narcotráfico en abril y, luego de un acuerdo con agentes de la DEA se desistió de su solicitud de extradición, fue liberado y trasladado a Estados Unidos como testigo.

Desde ese país ha entregado información sobre sus socios en la red de corrupción que buscaba quedarse con plata del posconflicto.

Marín Marín no aceptó el cargo imputado por la Fiscalía de concierto para delinquir.

“Cuánto hay para nosotros y cuánto hay para esta gente. Súbaselo a nueve mil oyó, cuadre los números ahí y súbaselo a nueve mil”, se escucha a Marín Marín en una de las interceptaciones en poder de la Fiscalía. A lo que su interlocutor responde “no se puede un poquito más”. Y finalmente Marín dice “póngaselo en once mil”.

En otra conversación con Jéssica Carolina Gómez, a quien ya le imputaron cargos, ella le dice: No sé si le interesa ser socio de la empresa (..) es que necesitamos cazar unos proyectos en el Ministerio de Agricultura (…) pagarle al tipo que está adentro para que nos dé los proyectos que ya están aprobados”.

La Fiscalía señala que en diciembre de 2017 efectivamente Marín Marín es nombrado como representante principal de la empresa que aspiraba a quedarse con proyectos en Causasia (Antioquia).

El ente acusador reveló otro audio del 14 de junio de 2017 en el que hablan de que deben descontar 35 millones de pesos que se adelantaron de un pago total de 252 millones de pesos y que tenían que entregar rápido el dinero para que les hicieran el desembolso del contrato. Y que estaban pendientes de que la alcaldía de Caucasia firmara los documentos para obtener la viabilidad del Ministerio de Agricultura.

“Yo invierto por ejemplo el 20 por ciento, cómo es la cuestión cuando desembolsen los recursos, lo desembolsan todo de una vez o por porcentaje. Yo tengo que preguntar eso para saber cómo es la vaina del retorno ¿sí me entiende’”, preguntó Marín a lo que su interlocutor le respondió que cuando les desembolsen la plata del proyecto le pueden devolver solo una parte porque requieren el resto del dinero para desarrollar la obra.

Según la investigació, la red buscaba quedarse con el 11 por ciento del valor de los contratos que lograran adjudicar a empresarios y además exigía un pago de 20 millones de pesos para iniciar la intermediación. Esa plata era adicional al porcentaje sobre el valor de la obra.

JUSTICIA EL TIEMPO

Comentarios - El Círculo Arauca no es responsable de las opiniones aquí presentadas