Noticias Curiosas

Siete cosas que mejoran el tratamiento de cáncer de seno

Foto: Shutterstock

Siete cosas que mejoran el tratamiento de cáncer de seno

  1. Actividad física: Aunque es posible que una persona en medio de su tratamiento de cáncer no sienta ganas de moverse, los médicos recomiendan que se lance al ruedo, pues el ejercicio es considerado una de las mejores actividades que puede hacer por su salud. La Sociedad Americana de Cáncer recomienda 150 minutos de ejercicio moderado (caminar) y 75 minutos de actividad vigorosa (trotar) y dos sesiones de entrenamiento con fuerza a la semana. Este tipo de hábito ayuda a los sobrevivientes de cáncer a mantener su buena salud. Además, es recomendable para paliar los efectos secundarios del tratamiento como la fatiga y la depresión. Adicionalmente, ha mostrado reducir el riesgo de recurrencia del tumor y mejorar la sobrevida.
  2. Comer saludable: Una dieta sana debe incluir suficientes frutas, vegetales y alimentos ricos en fibra y antioxidantes. Un estudio, hecho en 2016, encontró que aquellas mujeres que habían hecho esta dieta de jóvenes tenían 25 por ciento menos riesgo de desarrollar este cáncer más tarde en la vida. Comer bien durante el tratamiento de cáncer también ha mostrado ser bueno. No existen alimentos milagrosos, dicen los expertos. Entre las recomendaciones está aumentar el consumo de frutas, vegetales, y granos enteros; disminuir la ingesta de grasa y minimizar la de alimentos curados, ahumados y embutidos. El alcohol puede consumirse pero solo en moderación
  3. Yoga: De todas las terapias alternativas, la más estudiada ha sido el yoga y el resultado es que su práctica constante mejora los efectos secundarios del tratamiento. Además de ser ejercicio físico, esto ayuda a “reducir la fatiga y mejorar el ánimo, lo cual es importante porque estas mujeres pasan por momentos muy estresantes en sus vidas”, dice Janice Keicolt-Glaser, investigadora de Ohio State University. Un estudio hecho en 2017 mostró que hacer por lo menos dos sesiones a la semana, mejoró el sueño y redujo el mareo en el día en mujeres con tratamiento para cáncer de seno. Otra investigación hecha en 2016 con 200 sobrevivientes de cáncer de seno, mostró que quienes practicaban yoga tenían menos fatiga y menos marcadores de inflamación.
  1. Dormir: Entre siete y nueve horas en brazos de Morfeo es crucial para tener una buena salud. Por eso dormir bien también es bueno para aquellos enfermos con cáncer de seno, pues la capacidad de dormir bien está relacionada con mayor posibilidad de supervivencia de este tumor. Un estudio hecho en 2016 encontró que las mujeres que dormían en promedio menos de 5 horas en la noche antes de ser diagnosticadas con la enfermedad, tuvieron 1,5 veces más posibilidad de morir de este mal que aquellas que aseguraron haber dormido 7 a 8 horas en la noche.
  2. Tratamiento a tiempo: El tiempo es oro en cáncer. Los estudios señalan que la detección temprana, el diagnóstico oportuno y el tratamiento a tiempo están asociados a mejores posibilidades de sobrevivencia. Además, recientemente se encontró que también es importante el momento en que se haga el tratamiento. En un trabajo de 2014, investigadores del Instituto de Ciencia Weizmann encontraron que este es más efectivo si se hace en la noche, pues a esa hora del día se segregan hormonas esteroides que contrarrestan los efectos de ciertos receptores en drogas objetivo. Aunque estos resultados son en ratones, si la tesis se sostiene en humanos, cambiar la hora del tratamiento, los haría más efectivos
  3. Meditación: Los pacientes de cáncer de seno suelen sentirse estresados, con rabia, cansados y estos son apenas algunos síntomas de la carga que tiene la enfermedad en el aspecto emocional del paciente. Cuando es así, la mujer siente más esos síntomas físicos. Por eso es importante controlar la mente y darle bienestar. Esto se logra con mindfulness. Un estudio hecho en 2014 mostró que este tipo meditación es efectiva para tratar los síntomas de desórdenes del ánimo (ansiedad y depresión)  que se presentan en mujeres con un reciente diagnóstico de cáncer de seno.
  4. Peso saludable: Si tiene cáncer de seno es importante mantener la balanza en el número correcto para ayudarle a reducir el riesgo. Hay evidencia de que estar en sobrepeso u obeso aumenta las probabilidades de que el cáncer regrese o de morir por esta causa. Sin embargo aún no se sabe a ciencia cierta si bajar de peso es conveniente hacerlo durante el tratamiento o después de este. Por eso cada paciente debe consultar con el médico tratante. Además de los efectos benéficos en cáncer, tener el peso ideal mejora la calidad de vida y la función física y reduce la probabilidad de tener otros tipos de cáncer y enfermedades crónicas como la cardiovascular.

Por Semana .com

 

About the author

Daniel F. Martinez. Cel: 3115023796

Periodista y abogado del departamento de Arauca, fundador de El Círculo - Noticias de Arauca y Corresponsal de RCN Televisión y Agencia Francesa de Prensa AFP
EMAIL: [email protected]

Add Comment

Click here to post a comment

Siguenos en Twitter

PUBLICIDAD

Publicidad

PIDE TU CITA NUEVA EPS