Nacionales

Las curules de paz sí fueron aprobadas: Santos

Las curules de paz sí fueron aprobadas: Santos

El presidente Juan Manuel Santos aseguró este jueves que el proyecto que crea las 16 circunscripciones especiales de paz sí fue aprobado en el Congreso.

Durante su intervención en la entrega de los Premios Portafolio dijo que el secretario del Senado “se precipitó y se equivocó” cuando dijo que el proyecto no había pasado, “y resulta que sí pasó”

Esta iniciativa crea 16 curules para los lugares más afectados por el conflicto o para las zonas más abandonadas por el Estado. La idea es que sean por dos periodos y que para ellas no compitan los partidos políticos, incluido el de las Farc.

Santos se refirió al tema porque este jueves se desató una polémica tras la votación de la conciliación en la plenaria del Senado.

La razón: a favor de la iniciativa votaron 50 senadores y en contra, 7. El punto es que hay quienes consideran que para ser aprobada requería de 51 votos, es decir, la mitad más uno de los senadores (que en total son 102).

Pero otros, como el presidente Santos, estiman que en la medida en que hay tres sillas vacías en el Senado, quedarían 99, es decir, los 50 votos son más que suficientes para avalar la iniciativa.

“La Corte Constitucional ha dicho no una sino dos veces que las reformas constitucionales se pasan por mayoría, no por la mitad más uno”, enfatizó en la noche del jueves el jefe de Estado.

Esta aclaración la hizo Santos al referirse a la interpretación que hizo el secretario del Senado, Gregorio Eljach, cuando leyó el resultado de la dramática votación: “No se cumplieron los requisitos”.

Según el jefe de Estado, “fueron 50 votos, y 50 hacen mayoría en 99. Esa reforma fue aprobada hoy en el Congreso de la República”.

En su intervención, Santos volvió a aclarar que esas 16 curules no son para las Farc sino para las víctimas de las zonas más afectadas por el conflicto en el país.

La polémica de este proyecto fue la nota preponderante del último día del procedimiento legislativo especial con el que el Congreso tramitó durante el último año el acuerdo de paz, conocido como vía rápida o fast track.

El año del fast track dejó aprobadas la mayoría de las normas para hacer realidad los acuerdos alcanzados con las Farc, y este viernes el Gobierno decidirá qué camino tomarán algunos proyectos de ley que no alcanzaron a ser aprobados en el Congreso. Espera decidir qué alternativas existen.

El jueves, al finalizar el procedimiento especial, la plenaria del Senado tenía la misión de aprobar las conciliaciones de dos proyectos vitales para el cumplimiento de lo pactado en Cuba: la de la reglamentación de la justicia para los actores del conflicto y la del proyecto que creaba los 16 escaños acordados en La Habana.

En cuanto al primer proyecto, el de la justicia especial de paz, las mayorías del Senado mantuvieron su apoyo y aprobaron su conciliación con 52 votos por el sí y uno por el no.

La novela

Desde el principio, la conciliación de las curules de paz no fue sencilla. Aunque se hizo una primera versión, que alcanzó a ser aprobada por el Senado, este texto debió corregirse debido a que en la Cámara de Representantes se denunciaron algunas inconsistencias en este.

Con el nuevo texto, varios senadores cuestionaron que una conciliación pudiera reabrirse para ser votada nuevamente, como lo intentaron el Gobierno y la mesa directiva del Senado esta semana.

A esto se sumó que se hizo un primer intento para votarla, el martes pasado, pero no se alcanzaron los votos necesarios, los cuales, según la mesa directiva del Senado, debían ser 51.

Este hecho provocó que, antes de votarla de nuevo, el senador por Cambio Radical Carlos Fernando Galán presentara algunas sentencias de la Corte Constitucional según las cuales las votaciones “solamente pueden repetirse cuando se presenta un empate”, ante lo que dijo que “el proyecto estaba negado”.

El jueves nuevamente, y pese la oposición de algunos senadores, se insistió en una nueva votación, en la que se lograron 50 votos por el sí y 7 por el no.

Varios senadores uribistas, contradictores del acuerdo de paz y de su implementación, saltaron de alegría y golpearon algunas curules en señal de satisfacción porque consideraron que al Gobierno se le había hundido el proyecto.

Sin embargo, en cuestión de minutos, las cuentas de Twitter del ministro del Interior, Guillermo Rivera, y del Ministerio del Interior comenzaron a decir que la creación de las curules estaba al otro lado.

Inmediatamente, Rivera radicó una carta dirigida al presidente del Senado, Efraín Cepeda, en la que le expuso estos argumentos y le solicitó “remitir el proyecto aprobado para la promulgación correspondiente”.

Tras conocer la carta del Gobierno, el presidente del Congreso le dijo a EL TIEMPO que el tema está siendo objeto de un “estudio jurídico” por la mesa directiva del Senado y que “se les darán garantías a todos los que han intervenido en este trámite”.

Alternativas del Gobierno

Entre las posibilidades que habría para salvar los proyectos que no fueron aprobados está decretar el estado de conmoción interior para emitir decretos con fuerza de ley que desarrollen los aspectos que contenían estas iniciativas. O la otra es retirar los proyectos, presentarlos nuevamente con el procedimientos ordinario y mensaje de urgencia.

-Lo que se hundió

– Reforma política.

– Estímulos a la reforestación.

– Catastro rural multipropósito.

– Excepciones a la ley de garantías.

– Sometimiento de las bandas criminales a la justicia.

Lo que se aprobó

– Ley de amnistía e indulto.

– Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

– Artículo transitorio para dar estabilidad al acuerdo.

– Participación de voceros de las Farc en el Congreso.

– Estatuto de oposición.

– Participación política de las Farc.

– Modificación al sistema general de regalías.

– Reglamentación de la JEP.

– Ley de innovación agropecuaria.

La tensión en la fase final del ‘fast track’

Ministros tratando de convencer congresistas para que votaran, asesores corriendo presurosos por los pasillos del Congreso y litros de tinto para calmar la ansiedad fueron los principales protagonistas de la recta final del fast track.

Los últimos cuatro días de aplicación de este mecanismo, que permitió que las iniciativas para implementar lo acordado con las Farc se tramitaran de manera más ágil, fueron de tensión y nerviosismo.

El aplastante respaldo de la llamada Unidad por la Paz –todos los partidos políticos con excepción del Centro Democrático–, que funcionó como un relojito en los primeros meses de trámite de estos proyectos, se redujo notablemente en la recta final de la implementación.

El Gobierno tuvo que echar mano de varios ministros del despacho a fin de convencer a los congresistas para que votaran.

El principal fue el que maneja la chequera, el de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien pese a su buena relación con la mayoría de los legisladores no logró convencer a los de su partido, el Conservador, para que votaran favorablemente la creación de las 16 curules de paz.

Este jueves, en los últimos minutos del fast track, Cárdenas trató de buscar a los pocos senadores conservadores que faltaban para alcanzar los 51 con los que, según la Mesa Directiva de Senado, se aprobaría el proyecto. Sin embargo, fracasó.

Pero el día más crítico fue el miércoles, cuando en la plenaria del Senado se trató de revivir la reforma política. Mientras el senador por ‘la U’ Roy Barreras defendía el texto para su último debate, en la plenaria del Senado, los representantes a la Cámara comenzaron a desfilar por el Capitolio luego de que el presidente de esa corporación, Rodrigo Lara, levantara la sesión y citara para el martes.

Esto significaba que así la reforma política se aprobara en el Senado, no habría tiempo para votar la conciliación, lo cual debe hacerse en ambas corporaciones. En ese momento, muchos entendieron que la reforma política estaba hundida.

Al mediodía de este jueves todo estaba consumado en el Congreso, y aunque algunos salieron del Capitolio con la satisfacción del deber cumplido, otros quedaron preguntándose si el sacrificio de los últimos días fue suficiente.

POLÍTICA

Mas sobre el Autor

Daniel F. Martinez. Cel: 3115023796

Periodista y abogado del departamento de Arauca, fundador de El Círculo - Noticias de Arauca y Corresponsal de RCN Televisión.
EMAIL: danielfernandomartinez@hotmail.es

Agregar comentario

Clic para dejar un comentario

El Obelisco de Arauca

El monumento que se convirtió en un dolor de cabeza para el gobernador de Arauca

Siguenos en Twitter

VELÓDROMO DE ARAUCA EN RUINAS. EL DESPILFARRO DE LAS REGALÍAS

Desde hace mas de 20 años el escenario deportivo que costó mas de 5 mil millones de pesos, hoy por hoy es guarida de viciosos. Día a día se deteriora y las administraciones no hacen por recuperarlo

PRECONCENTRACIÓN DE LAS FARC EN ARAUCA

PESCA INDISCRIMINADA EN ARAUCA

Publicidad