EE. UU. mantendría pedido de jefes de Farc

Aun si se firma un acuerdo de paz con las Farc, Estados Unidos insistirá en la extradición.

Así lo dejó claro el nuevo embajador de Washington ante Bogotá, Kevin Whitaker, en las repuestas que sometió por escrito al senado estadounidense como parte de su proceso de confirmación al cargo al que fue nombrado por el presidente Barack Obama y que fueron conocidas por este diario.

El cuestionario, entregado a este diario por fuentes en la Cámara Alta del Congreso de EE.UU. incluye muchas interrogantes sobre el futuro de las relaciones entre ambos países en caso de llegarse a un acuerdo en La Habana.

“Apoyaré de manera vigorosa nuestros esfuerzos por garantizar que individuos acusados en EE.UU. sean extraditados”, dice Whitaker que llegó al país hace 15 días luego de un largo proceso de confirmación que se tardó casi siete meses.

En uno de sus apartes, se le pregunta a Whitaker si EE.UU. apoyaría un proceso de paz que no ponga fin a los crímenes de las Farc y no le exija a sus miembros plena responsabilidad por crímenes cometidos contra el Derecho Internacional Humanitario.

Whitaker responde que si bien aún no es claro el modelo de justicia transicional que se aplicaría para enfrentar este tipo de crímenes, le han dicho a Colombia que una paz duradera requiere que los miembros de las Farc respondan por los abusos cometidos y que le han pedido al país asegurarse que cualquier proceso de paz que se pacte tenga en cuenta tantos tanto a sus obligaciones domésticas como internacionales (en materia de derecho).

Dice, no obstante, que se trate de decisiones que le corresponden a los colombianos pero que estos, es decir el público, probablemente no aceptarían un proceso que culmine sí que las Farc asuman la responsabilidad por los crímenes cometidos.

Whitaker también sostiene que, independientemente de lo que se acuerde en La Habana, EE.UU. espera seguir cooperando con Colombia en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado y que no ve cambios en el nivel de compromiso de Washington con el país.

“EU y Colombia siguen comprometidos en la lucha contra las Farc, el Eln, y otros grupos terroristas en la región. Nuestro fin último seguirá siendo asegurarnos que Colombia pueda erradicar cultivos ilícitos, y detener otras actividades ilegales para que pueda lograr la seguridad, paz y justicia que se han ganado”,afirma Whitaker.

El nuevo embajador también pronostica que un sector de las Farc seguirá delinquiendo aún después de alcanzada la paz pues los lucros que obtienen de sus actividades ilegales son muy atractivos.

En el cuestionario también se le interroga por el papel de Cuba como sede de las negociaciones, no sin antes resaltar que se trata de un país que EE.UU. considera patrocinador del terrorismo y con un pésimo récord en Derechos Humanos. Sin entrar a calificarla, Whitaker responde que se trató de una decisión del gobierno colombiano y de las Farc.

Al hablar de Venezuela, Whitaker sostiene que por este país sale el 20 por ciento de la producción de coca de Colombia y que cuentan con muy poca cooperación en el vecino país. Así mismo, que EE.UU. se sintió decepcionado cuando el presidente Juan Manuel Santos decidió extraditar al narcotraficante Walid Makled a Caracas y no a su país, donde lo esperaban cargos por tráfico de estupefacientes.

Aun así, el embajador sostiene que autoridades estadounidenses tuvieron amplio acceso a Makled mientras permaneció en Colombia.

Sergio Gómez Maseri
Corresponsal de EL TIEMPO

Mas sobre el Autor

elcirculo

Agregar comentario

Clic para dejar un comentario

El Obelisco de Arauca

El monumento que se convirtió en un dolor de cabeza para el gobernador de Arauca

Siguenos en Twitter

VELÓDROMO DE ARAUCA EN RUINAS. EL DESPILFARRO DE LAS REGALÍAS

Desde hace mas de 20 años el escenario deportivo que costó mas de 5 mil millones de pesos, hoy por hoy es guarida de viciosos. Día a día se deteriora y las administraciones no hacen por recuperarlo

PRECONCENTRACIÓN DE LAS FARC EN ARAUCA

PESCA INDISCRIMINADA EN ARAUCA

Publicidad