Ocho razones por las que los menores de 12 años no deberían usar dispositivos electrónicos

POR: EL ESPECTADOR

Expertos señalan que los niños y jóvenes utilizan la tecnología entre cuatro y cinco veces más del tiempo recomendado, lo cual puede implicar varios riesgos.

El uso de dispositivos electrónicos va en ascenso. Sin embargo, no solo los adultos son usuarios de estas novedades; los niños se acercan cada vez más a celulares, tabletas y computadores.

Según la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría, los niños entre los cero y los dos años de edad no deben estar expuestos a ningún tipo de tecnología, entre los tres y los cinco años, se debe establecer un acceso restringido de máximo una hora diaria. Mientras que en el caso de los menores entre seis y 18 años, las entidades recomiendan que sea de máximo dos horas al día.

Un artículo del diario The Huffington Post afirma que los niños y jóvenes utilizan la tecnología entre cuatro y cinco veces más del tiempo recomendado, lo cual puede implicar varios riesgos.

1. Crecimiento rápido del cerebro

Desde el momento de nacer hasta los dos años de edad, el cerebro triplica su tamaño y sigue en constante desarrollo hasta los 21 años. En ese crecimiento influyen estímulos ambientales como la constante exposición a computadores, tabletas y televisores. Se ha demostrado que ese tipo de estímulos están asociados con un déficit de atención, aprendizaje disociado, mayor impulsividad, retraso cognitivo y menor capacidad de autocontrol.

2. Desarrollo lento

Usar tecnología disminuye los movimientos del cuerpo, lo cual puede ocasionar un desarrollo más lento. Se estima que actualmente uno de cada tres niños llega al colegio con un retraso en el desarrollo, lo cual incide directamente en su aprendizaje y sus resultados escolares.

3. Obesidad en ascenso

De acuerdo con diversos estudios, el tiempo dedicado a los videojuegos y a la televisión se vincula con la obesidad. Por ello, aquellos niños que tienen acceso a la tecnología desde su habitación, son más propensos a padecer esta enfermedad. El Centro de Control y Prevención para las Enfermedades de Estados Unidos manifiesta que el 30% de los niños con obesidad desarrollará diabetes y a su vez, en la edad adulta, tendrán más riesgo de padecer un derrame cerebral o un ataque al corazón prematuro.

4. Menos sueño

Teniendo en cuenta que muchos niños tienen acceso a la tecnología en su habitación, los padres generalmente no supervisan el manejo que sus hijos le dan a los dispositivos. Como consecuencia, los menores pueden dormir menos de lo que necesitan, afectando también su rendimiento académico y su comportamiento.

5. Depresión, ansiedad, déficit de atención, trastornos bipolares, entre otros

Según el Departamento de Ciencia Psicosocial de la Universidad de Bergen, comportamientos problemáticos en los niños como la depresión, la ansiedad, el déficit de atención, los trastornos bipolares, la psicosis, entre otros, se han relacionado en estudios con el manejo excesivo de la tecnología.

6. Agresividad

Películas, programas de televisión y videojuegos ofrecen contenidos con violencia física. El estudio ‘Analítica de examen de los efectos de la violenta y prosocioal de videojuegos’ de Tobías Greitemeyer y Dirk O. Mügge, dice que esto podría ser un factor para que aparezca la agresividad en los niños y deje efectos tanto a corto como a largo plazo.

7. Adicciones

El estudio ‘Uso de videojuegos entre los jóvenes entre ocho y 18 años de la Asociación para la Ciencia Psicológica, resalta que cuanto más se acerquen los padres a la tecnología, más se alejarán de sus hijos. Asimismo, a falta de los padres, los niños tienden a crear una dependencia con los dispositivos electrónicos, lo cual puede producir una adicción.

8. Emisiones de radiación

En 2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS), encasilló los celulares y otros aparatos inalámbricos en la categoría 2B (posible agente cancerígeno) debido a su emisión de radiación. En ese sentido, James McNamee, en colaboración con el Ministerio de Sanidad de Canadá, advirtió que “los niños son más sensibles que los adultos a ciertos agentes pues su cerebro y su sistema inmunológico siguen en proceso de desarrollo, por lo que no se puede decir que el riesgo sería el mismo para un adulto que para un niño”.

P/EFE

Mas sobre el Autor

elcirculo

Agregar comentario

Clic para dejar un comentario

El Obelisco de Arauca

El monumento que se convirtió en un dolor de cabeza para el gobernador de Arauca

Siguenos en Twitter

VELÓDROMO DE ARAUCA EN RUINAS. EL DESPILFARRO DE LAS REGALÍAS

Desde hace mas de 20 años el escenario deportivo que costó mas de 5 mil millones de pesos, hoy por hoy es guarida de viciosos. Día a día se deteriora y las administraciones no hacen por recuperarlo

PRECONCENTRACIÓN DE LAS FARC EN ARAUCA

PESCA INDISCRIMINADA EN ARAUCA

Publicidad