Emergencia por sequía llega a ocho departamentos

Ya son 25 municipios con desabastecimiento de agua. Las lluvias tardarían otros 15 días en llegar.

Uno total de 25 municipios de 8 departamentos fueron declarados en alerta roja por el intenso desabastecimiento de agua que soportan y como consecuencia de la sequía de los últimos días.

Según el más reciente reporte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, además de Paz de Ariporo, Pore, Trinidad, Hato Corozal, Orucué, Támara y San Luis de Palenque, en Casanare –donde siguen la labores de recolección de animales muertos para evitar problemas sanitarios–, otras regiones que están en emergencia son Nobsa (Boyacá), Unguía y Acandí (Chocó), Puerto Escondido, Moñitos, San Bernardo del Viento, Lorica y Puerto Libertador (Córdoba), Sucre (Sucre), Uribia y Manaure (La Guajira), Los Santos, Cabrera, Landázuri, Vélez, Santana y Galán (Santander), así como Santa Marta (Magdalena).

Precisamente, este último departamento ha estado afectado por incendios forestales, uno de ellos había arrasado, hasta este domingo, más de 3.000 hectáreas en plena Sierra Nevada de Santa Marta. Y en Sucre, la sequía causó la reducción lechera en un 40 por ciento.

Hasta el momento, solo nueve de estos municipios en emergencia tienen activos sus planes de contingencia, como el suministro del líquido a sus pobladores a través de carrotanques.

Por eso, el Gobierno hizo un llamado a los prestadores de servicios públicos para que apoyen a la comunidad en el uso adecuado del líquido y el cuidado de las cuencas.

“Podemos seguir generando muchas inversiones en infraestructura, pero si efectivamente no se cuidan las cuencas, nos vamos a quedar sin el recurso hídrico”, dijo el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, quien denunció que en Santa Marta, por ejemplo, han encontrado lavaderos y fincas que podrían estar ‘chuzando’ las tuberías, un acto considerado un delito en el Código Penal.

“En la prestación de los servicios de acueducto, el riesgo no es solo el que la naturaleza origina, también debemos vernos como generadores de riesgo sobre la naturaleza, especialmente cuando no hacemos un uso eficiente del agua”, indicó el Ministro.

La situación para todas estas localidades podría complicarse porque, según el Ideam, las lluvias se verían solo dentro de 15 días. “Las precipitaciones para los departamentos de la Costa Atlántica, así como para el Chocó y Boyacá, comenzarían a mediados de abril. Se prevén unos 15 días más con predominio de tiempo seco”, explicó Christian Euscátegui, director de Pronósticos del Ideam.

Euscátegui agregó que en Casanare lloverá intensamente solo desde mayo, e indicó que esta semana se consolidará la llegada de la primera temporada invernal del año para Boyacá y otros sectores de la región andina, y en zonas del Chocó.

Aunque advirtió que las autoridades deberán estar muy atentas porque, luego de una sequía tan larga, los aguaceros que se esperan podrían generar deslizamientos de tierra.

3.000 hectáreas arrasadas en Sierra Nevada

Con un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), dotado con un bambi bucket que tiene capacidad para transportar 660 galones de agua, se trabaja desde el sábado en la extinción del incendio forestal que lleva 13 días activo en la vereda La Secreta, en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, jurisdicción de Ciénaga (Magdalena).

El incendio, que ha arrasado con 3.000 hectáreas de bosque seco tropical y cultivos de café, frutales y pancoger, fue causado, según el jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo del Magdalena, Luis Barraza Escamilla, por personas inescrupulosas que realizan quemas agrícolas sin control. Las fuertes brisas que azotan por estos días a la región caribe hicieron que las llamas se propagaran más rápido. “Se ha causado una afectación gravísima de la vegetación y la fauna de la Sierra Nevada de Santa Marta, en una zona de reserva de agua”, dijo Barraza. El Comando Aéreo de Combate (Cacom) n.° 3, de la FAC, que está al frente de las labores aéreas para apagar el incendio, tuvo dificultades para captar el agua de las fuentes hídricas más cercanas, como la Ciénaga Grande de Santa Marta, debido a su poca profundidad, causada por la sequía. El agua de mar tampoco pudo usarse, porque el salitre daña el bambi-bucket. Por eso se debió traer una piscina portátil, con capacidad para 5.000 galones de agua, la cual es llenada con carro- tanques de la Drummond.

REDACCIÓN EL TIEMPO

Etiquetas

Mas sobre el Autor

elcirculo

Agregar comentario

Clic para dejar un comentario

El Obelisco de Arauca

El monumento que se convirtió en un dolor de cabeza para el gobernador de Arauca

Siguenos en Twitter

VELÓDROMO DE ARAUCA EN RUINAS. EL DESPILFARRO DE LAS REGALÍAS

Desde hace mas de 20 años el escenario deportivo que costó mas de 5 mil millones de pesos, hoy por hoy es guarida de viciosos. Día a día se deteriora y las administraciones no hacen por recuperarlo

PRECONCENTRACIÓN DE LAS FARC EN ARAUCA

PESCA INDISCRIMINADA EN ARAUCA

Publicidad