Acuerdo comercial de la Alianza del Pacífico ‘es un hito’

Los presidentes de Colombia, Perú, México y Chile firmarán protocolo sobre desgravación arancelaria.

La firma del acuerdo comercial al que llegaron los cuatro países de la Alianza del Pacífico (Colombia, México, Chile y Perú) “es un hito”, afirmó la canciller colombiana, María Ángela Holguín, al instalar este domingo el encuentro de ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio de las economías de este bloque.

La canciller no solo hacía referencia a este logro, alcanzado en menos de tres años y que será ratificado este lunes con la firma de los presidentes Juan Manuel Santos (Colombia), Enrique Peña Nieto (México), Sebastián Piñera (Chile) y Ollanta Humala (Perú), sino también a su amplitud y profundidad.

Desde el primer día de vigencia del acuerdo, el 92 por ciento de los aranceles del intercambio comercial en la Alianza del Pacífico (AP) será de cero y el 8 por ciento restante, que corresponde a productos del sector agropecuario, se eliminará en plazos que pueden llegar a 17 años.

Además, como reiteró este domingo el ministro de Comercio, Santiago Rojas, la Alianza del Pacífico va mucho más allá de liberar el comercio, puesto que también comprende asuntos de cooperación, aumento de la competitividad y mayor integración económica.

Al crearse la AP, el 28 de abril del 2011, los objetivos que se definieron fueron: construir un área de integración para avanzar hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas. También, impulsar un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de sus economías, con miras a lograr un mayor bienestar, la superación de la desigualdad socioeconómica y la inclusión social de sus habitantes. Asimismo, convertirse en una plataforma de articulación política, de integración económica y comercial, y de proyección al mundo, con especial énfasis en el Asia Pacífico.

El punto de partida, fundamentado en que los cuatro países tienen una visión económica y política común, fue, en el 2012, una población de 212 millones de personas, una inflación de 2,7 por ciento, un crecimiento de 5 por ciento del producto interno bruto (el PIB equivale al 36 por ciento del total de América Latina), un PIB per cápita de 9.978 dólares, un comercio exterior que supera los 1,1 billones de dólares y un desempleo del 7 por ciento.

Las estimaciones oficiales de Colombia señalan que la puesta en marcha de la Alianza del Pacífico le significará al país un crecimiento adicional de 0,7 puntos, un aumento de 1,4 por ciento en la inversión, un incremento de 0,9 por ciento en las exportaciones y la creación de 44.000 puestos de trabajo.

Lo anterior, sin embargo, no recoge todos los impactos que se derivarán de la AP, que hoy puede considerarse la octava economía del mundo, e, incluso, puede arrojar cifras mayores que las mencionadas.

No obstante, hay que tener en cuenta que la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) considera que la negociación será lesiva para el sector y que la competencia a la que se expondrán productos sensibles, como el maíz, carnes de bovino y cerdo y lácteos, entre otros, los afectará negativamente, con consecuencias funestas para el empleo.

Por ello, la SAC se marginó del proceso de negociación y le retiró todo su apoyo, advirtiendo que el único responsable de lo que suceda es el Gobierno.

De la negociación comercial, las autoridades colombianas destacan que se haya logrado lo que se conoce como acumulación de origen (considerar nacionales los insumos y materias primas de cualquiera de los cuatro países), lo que aumentará la competitividad internacional de los productos finales y su penetración en terceros mercados.

Junto con lo anterior, está la decisión del bloque de concretar y avanzar en los encadenamientos productivos, es decir, que diferentes etapas de fabricación de un producto puedan realizarse en distintos países de la AP para aprovechar no solo sus fortalezas individuales, sino los acuerdos comerciales firmados por cada socio que cumpla el origen definido en cada acuerdo.

Por supuesto, siempre en la mira del grupo regional está conseguir una mayor penetración en los ricos mercados de Asia Pacífico, en los cuales el mayor rezago lo registra Colombia, que apenas cuenta con un acuerdo comercial negociado, sin vigencia aún, con Corea, y en proceso de negociación con Japón.

El ministro Santiago Rojas también puso de relieve que empresas colombianas podrán participar en las compras que haga el gobierno peruano y que se mejoró el acuerdo existente con México. Además de ese punto, también están el de servicios financieros con Chile y el de servicios marítimos con todas las economías de la AP.

Mientras se negociaba el capítulo comercial, los cuatro países firmaron otros acuerdos, que muestran las bondades de la AP.

Costa Rica sería el quinto en unirse

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, que entregará el cargo dentro de tres meses, deja a su país en el camino de ingreso a la Alianza del Pacífico. La mandataria firmó este domingo la hoja de ruta donde se concretan los pasos que debe dar para hacer parte de este bloque de integración regional. El país centroamericano sería el quinto miembro de la AP, a la cual también le está apuntando Panamá.

Con Japón, IV ronda de negociaciones

Colombia se prepara para iniciar conversaciones que la lleven a un acuerdo de asociación económico con Japón, con el objetivo de buscar nuevas oportunidades de exportación para bienes agrícolas y agroindustriales y así aprovechar que ese país es un gran importador de estos productos. Del mismo modo, servirá para atraer al país inversiones niponas.

JORGE CORREA C.
Enviado especial de EL TIEMPO

Mas sobre el Autor

elcirculo

Agregar comentario

Clic para dejar un comentario

El Obelisco de Arauca

El monumento que se convirtió en un dolor de cabeza para el gobernador de Arauca

Siguenos en Twitter

VELÓDROMO DE ARAUCA EN RUINAS. EL DESPILFARRO DE LAS REGALÍAS

Desde hace mas de 20 años el escenario deportivo que costó mas de 5 mil millones de pesos, hoy por hoy es guarida de viciosos. Día a día se deteriora y las administraciones no hacen por recuperarlo

PRECONCENTRACIÓN DE LAS FARC EN ARAUCA

PESCA INDISCRIMINADA EN ARAUCA

Publicidad