Divorcio habría llevado a colombiano a matar a sus hijos y suicidarse

El hombre, que residía en Estados Unidos, se había alejado de su esposa, también colombiana.

Daniel Castrillón-Oreggo, un colombiano de 39 años, fue hallado muerto el lunes en su casa en la zona de Tampa, Florida (EE. UU.), junto con sus dos hijos, Susana y Sebastián, de 8 y 7 años, respectivamente.El alguacil del condado Hernando, Al Nienhuis, informó a la prensa del doble asesinato y el suicidio y dijo que el colombiano se encontraba en medio de un divorcio con Luz Jiménez, de 39 años, también de nacionalidad colombiana y madre de los niños.

Según la Oficina del Alguacil, la madre había radicado los papeles del divorcio el 12 de octubre y había dejado la casa familiar con sus pequeños hijos, aunque Castrillón-Oreggo mantenía derechos de visita a los niños durante los fines de semana.

El pasado viernes, Castrillón-Oreggo fue a recoger a sus hijos al colegio por la tarde. Según el alguacil, ambos volvieron a hablar por teléfono ese día en la noche sobre el deseo de Castrillón-Oreggo de volver a vivir en Colombia cuando estuviera divorciado. Fue la última vez que Jiménez habló con él.

Según el alguacil Nienhuis, el sábado Jiménez tenía la intención de llevar a los niños a una fiesta de cumpleaños, por lo que intentó comunicarse con el padre, pero no fue posible.

“Ella aparentemente no estaba muy preocupada porque pensó que sencillamente el padre no quería interrumpir su tiempo de visita con los menores”, sostuvo Nienhuis.

Sin embargo, el domingo, Jiménez intentó contactar en repetidas ocasiones al padre de sus hijos y ante la imposibilidad de hacerlo, a las 7:30 p.m. decidió llamar a la Oficina del Alguacil del Condado.

Al desplazarse a la casa de Castrillon-Oreggo, los oficiales encontraron los cuerpos sin vida del pequeño Sebastián, en su cama, y en otro cuarto a Susana, también acostada, y al padre a su lado. Según la investigación preliminar, los pequeños recibieron un tiro en la cabeza mientras dormían.

El colombiano habría dejado una nota, que según el alguacil, era la típica de una persona que no quería divorciarse.

Daniel Castrillón-Oreggo no tenía record policial. Las autoridades tampoco recibieron jamás una llamada de violencia domestica desde su casa en una afluente zona de Tampa.

ANA MARÍA JARAMILLO
PARA EL TIEMPO
MIAMI / VÍA EL TIEMPO.COM

 

Mas sobre el Autor

elcirculo

Agregar comentario

Clic para dejar un comentario

El Obelisco de Arauca

El monumento que se convirtió en un dolor de cabeza para el gobernador de Arauca

Siguenos en Twitter

VELÓDROMO DE ARAUCA EN RUINAS. EL DESPILFARRO DE LAS REGALÍAS

Desde hace mas de 20 años el escenario deportivo que costó mas de 5 mil millones de pesos, hoy por hoy es guarida de viciosos. Día a día se deteriora y las administraciones no hacen por recuperarlo

PRECONCENTRACIÓN DE LAS FARC EN ARAUCA

PESCA INDISCRIMINADA EN ARAUCA

Publicidad