Colombia, puro corazón

Se ratificó. Colombia volverá a jugar un Mundial después de tres citas sin asistir al evento deportivo más importante del mundo. La emoción retumba en los corazones de un país necesitado de alegrías como esta. Luego del emocionante empate 3-3 frente a Chile, tras irse los primeros 45 minutos perdiendo 3-0, el grupo de 27 jugadores que hoy integran la selección mayor definió su presencia en Brasil 2014. Lo que faltaba: que la página de la Fifa lo hiciera oficial es un hecho, ya no habrá que hacer cuentas ni rezar para que se den otros resultados en la última fecha. Esta vez, a falta de una jornada para que termine la eliminatoria suramericana, el cupo está asegurado.

Claro, pero se sufrió y mucho, porque Chile nos aplastó en el primer tiempo con tantos de Arturo Vidal, de tiro penalti, y dos de Alexis Sánchez, en el peor partido de Colombia en todas las eliminatorias. Para la parte final llegó el talento, el buen juego y los goles: el primero de Teófilo Gutiérrez y los otros dos de Falco, de tiro penalti. Momento para la locura, para la euforia. Nadie, ni el más de los optimistas, podría pensar en el empate.
Luego del triunfo frente a Ecuador en la jornada anterior en Barranquilla los jugadores habían dado vuelta olímpica, se habían tirado de lado a lado sobre los arcos celebrando como si estuviesen clasificados, sin embargo, faltaba la ratificación y ayer, frente a Chile, lo lograron, y la celebración fue aún mayor, con más lágrimas y emoción.

Un estadio a reventar y un ambiente de carnaval se vivió en la casa de la selección. Barranquilla fue una gran anfitriona para todos los colombianos que llegaron de otras partes del país y del mundo a unirse a la fiesta premundialista. Este mismo estadio fue testigo de la clasificación de Colombia a los mundiales de Italia 90, Estados Unidos 94 y Francia 98. En esta eliminatoria, desde que llegó Pékerman, no se cedió ningún punto en casa, el Metro fue un fortín. Esta será la quinta vez que el fútbol colombiano se haga presente en una Copa del Mundo. José Pékerman se unirá a Adolfo Pedernera, Francisco Maturana y Hernán Darío Gómez, quienes ya saben lo que es dirigir a Colombia en este tipo de citas.

Sin dudas el técnico argentino es uno de los grandes ganadores con este paso hacia un Mundial. Desde su llegada cambió el modelo de manejo que se tenía de una selección mayor en el país. Blindó al grupo, no se dejó afectar por el irregular comienzo frente a Perú y Ecuador, y logró unir nuevamente a todo un país entorno a la selección. Con un estilo vertical y contundente logró llevar a Colombia a los primeros lugares del fútbol mundial, tanto así, que además de clasificar a Brasil, el cuadro nacional será cabeza de serie, pues ocupa los primeros siete lugares del ranquin Fifa.
Pékerman, el trabajador silencioso, se la jugó por un grupo de jugadores, por quienes confió muchas veces sin importar el momento en que éstos vivieran en sus clubes y ellos le respondieron. Además logró armar lo que se podría denominar como la nueva generación dorada.
Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez, Juan Fernando Quintero, Luis Fernando Muriel, Stefan Medina y Carlos Valdés Edwin Valencia son algunos de los jugadores a los que el técnico les dio la confianza de volverse en regulares convocados. Ellos, junto a nombres como Radamel Falcao García, David Ospina, Pablo Armero y Camilo Zúñiga, además de la experiencia de Farid Mondragón, Amaranto Perea y Mario Yepes, conformaron el grupo más experimentado que jamás haya tenido Colombia.

Como los mismos referentes del fútbol nacional han declarado, el plus de esta generación es que la gran mayoría de jugadores actúa en Europa, así que son ya formados con la fuerza y mentalidad necesarias para competir al máximo nivel, situándose un escalón más arriba que las generaciones anteriores.
El sorteo de los grupos para Brasil 2014 será el próximo 6 de diciembre y por fin Colombia estará en las balotas. Ahora sigue el trabajo de preparación y planificación. Por eso para las próximas fechas Fifa de noviembre se enfrentarán a dos rivales europeos de primer nivel: Holanda y Bélgica, con lo que iniciará el proceso hacia el Mundial.

Poner los pies sobre la tierra y no caer en el triunfalismo desbordado que afectó en ediciones anteriores a la selección es la mentalidad que tienen los dirigentes y el grupo cercano a la Federación Colombiana de Fútbol. El que no conoce la historia está obligado a repetirla, así que es bueno recordar el exceso de confianza que se tuvo, por ejemplo en Estados Unidos 94 y que terminó con una eliminación tempranera.

El próximo martes a las 7:30 p.m. (Gol Caracol) en Asunción de Paraguay se cerrará esta edición de las eliminatorias mundialistas. Seguramente será un espacio adecuado para que el técnico les dé la oportunidad a jugadores que no han tenido mayores minutos a lo largo de este proceso. Precisamente en eso también se deberá pensar. Al Mundial sólo se podrán inscribir 23 jugadores, entre los que se restan los tres cupos de arqueros que si no se presentan lesiones serán David Ospina, Farid Mondragón y Camilo Vargas. Así que del grupo actual de 27, 28 jugadores convocados, deberán salir algunos. Un problema que tendrá que solucionar Pékerman. Eso sí que lo haga mientras Colombia celebra, porque somos mundialistas otra vez. ¡Gracias muchachos!

Por: Luis Guillermo Montenegro /Enviado Especial, Barranquilla/ el espectador.com 

 

Mas sobre el Autor

elcirculo

Agregar comentario

Clic para dejar un comentario

El Obelisco de Arauca

El monumento que se convirtió en un dolor de cabeza para el gobernador de Arauca

Siguenos en Twitter

VELÓDROMO DE ARAUCA EN RUINAS. EL DESPILFARRO DE LAS REGALÍAS

Desde hace mas de 20 años el escenario deportivo que costó mas de 5 mil millones de pesos, hoy por hoy es guarida de viciosos. Día a día se deteriora y las administraciones no hacen por recuperarlo

PRECONCENTRACIÓN DE LAS FARC EN ARAUCA

PESCA INDISCRIMINADA EN ARAUCA

Publicidad