La estrategia para defender soberanía del archipiélago de San Andrés

Decreto ordena nueva cartografía, un censo y plantea proteger la biósfera del Seaflower.

Colombia comenzó a definir la estrategia que seguirá para enfrentar los “efectos nocivos” del fallo de La Haya en el litigio con Nicaragua, la cualincluye una serie de decretos que establecen mecanismos de atención y protección de la soberanía sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

EL TIEMPO conoció el texto del más reciente de estos documentos, el 1870 del 2013 publicado en el diario oficial el pasado 2 de septiembre, en el cual se establecen, entre otras, medidas concretas para afrontar esa sentencia, que el propio Gobierno calificó de “inaplicable”.

Esto, sin embargo, no hace parte de la defensa jurídica, que es otra herramienta.

Lo resuelto hasta ahora es que habrá una “actualización cartográfica” que definirá los límites del archipiélago; se levantará un registro poblacional para identificar plenamente a sus habitantes, y se implementarán planes ambientales para proteger la biosfera del Seaflower, declarada reserva natural por la Unesco.

La intención de la primera medida es definir hasta dónde van los límites de Colombia en esta región del Caribe, que a juzgar por los hechos estaría encaminada a ratificar lo que había antes del fallo La Haya.

Según el decreto, esto se basará en la “evaluación de especificaciones técnicas de las fotografías aéreas” realizadas entre 2011 y 2012, previos al fallo, a lo que se suma que está pendiente la identificación de la extensión real de la plataforma continental. La decisión busca además detectar “zonas susceptibles de desastres”.

La otra medida es el “levantamiento del registro de población”, que busca realizar una caracterización socioeconómica y demográfica de los habitantes del archipiélago. Esta decisión va ligada de una identificación de los pueblos raizales, con el fin de garantizarles la conservación de sus culturas y de sus derechos ancestrales.

Este punto es vital para la defensa jurídica de Colombia, ya que el Gobierno considera que el fallo de La Haya violó los derechos humanos de los raizales.

“Lo anterior tiene como propósito garantizar la pervivencia del pueblo raizal y su proyección como grupo étnico en contexto insular y fronterizo”, señala el decreto conocido por EL TIEMPO.

En materia ambiental, un aspecto neurálgico para la defensa de la soberanía, el Gobierno detectó que hay “indicios de sobrecarga” sobre el “sistema ambiental”, lo que desembocaría en efectos contraproducentes para la misma población.

Esto llevó a que, según el decreto, se comenzaran a diseñar propuestas de manejo e integración “hacia el desarrollo sostenible” del archipiélago y de la unidad ambiental costera insular.

Con el decreto, que es el cuarto de una estrategia de protección y conservación del archipiélago que se adoptó tras el fallo adverso del 19 de noviembre de 2012, la Casa de Nariño quiere ratificarle al país que no está de brazos cruzados en la defensa de la soberanía del país frente a los intereses “expansionistas” de Nicaragua.

Otras decisiones

Plan de integración

Se diseñará un plan de integración económica, social, cultural y ambiental del archipiélago con el “gran Caribe y Centroamérica”.

Tenencia de la tierra

Se implementará la identificación de los “derechos territoriales” de los raizales, para determinar cuál es la situación real de la “tenencia de la tierra”.

Usos del suelo

Habrá una actualización del “mapa de usos del suelo” del archipiélago, con el fin de determinar cuál es su aptitud para implementar programas de desarrollo y progreso.

Inventario catastral

Se adelantará la “actualización de la formación catastral”, que busca realizar un “inventario de los atributos físicos, económicos y jurídicos de los bienes inmuebles”.

Con nuevo buque, Armada refuerza seguridad en área marítima en litigio

Un buque de 80 metros de largo y 13 de ancho, equipado con la más alta tecnología en radares, sensores y artillería, y que puede transportar 100 hombres, es la nueva arma que tiene la Armada para cuidar las aguas del archipiélago de San Andrés, en la zona marítima en litigio con Nicaragua.

El ARC 7 Agosto, el segundo buque para mar que construye Cotecmar (hará 4 más en 5 años), fue lanado este miércoles   al mar en Cartagena, como prueba de la fortaleza marítima con que cuenta la Armada.

Aunque este patrullero está asignado para empezar a operar desde diciembre en la Fuerza Naval del Pacífico, el propio comandante de la Armada, almirante Armando Wills, reconoce que su uso en determinada zona obedecerá “a la situación operacional”.

“El patrullero está diseñado para proteger las zonas económicas exclusivas del país (como la de San Andrés) en los dos océanos. Y el trinomio que tiene con helicóptero incorporado, bote de rescate y patrullaje y alta permanencia en el mar lo hace muy efectivo para la lucha contra los crímenes transnacionales”, asegura.

El almirante dice que desde hace un mes no se ha registrado “ningún incidente” en las aguas que el tribunal de La Haya le entregó a Nicaragua. El año pasado ocurrieron cuatro.

Este miércoles, en una ceremonia en Cartagena, el buque fue bautizado y quedó con madrina: la primera dama María Clemencia Rodríguez de Santos.

POR DANIEL VALERO
REDACCIÓN ELTIEMPO POLÍTICA

Mas sobre el Autor

elcirculo

Agregar comentario

Clic para dejar un comentario

El Obelisco de Arauca

El monumento que se convirtió en un dolor de cabeza para el gobernador de Arauca

Siguenos en Twitter

VELÓDROMO DE ARAUCA EN RUINAS. EL DESPILFARRO DE LAS REGALÍAS

Desde hace mas de 20 años el escenario deportivo que costó mas de 5 mil millones de pesos, hoy por hoy es guarida de viciosos. Día a día se deteriora y las administraciones no hacen por recuperarlo

PRECONCENTRACIÓN DE LAS FARC EN ARAUCA

PESCA INDISCRIMINADA EN ARAUCA

Publicidad